Cómo acabar con la ansiedad generalizada. Consejos de Psicología.

La ansiedad generalizada, es decir, la ansiedad como forma de vida es una forma muy incómoda de pasar los días. Los/as que lo padecen lo saben bien. Es un trastorno muy común en psicología.

La ansiedad es la respuesta del organismo a una amenaza externa, real o imaginaria. hello-my-name-is-anxiety-1

La pregunta es..¿a qué tienes miedo? ¿cuál es la amenaza que te genera ansiedad?

Hoy os traemos 5 consejos prácticos de psicología para reducir la ansiedad.

1. Hacer abdominales: Sin forzarse demasiado, realizar 15 o 20 abdominales con suavidad regula la respiración y evita la hiperventilación.

2. Salir a caminar cada día: 20 o 30 minutos caminando a paso ligero reduce notablemente la ansiedad.

3. No tener “ansiedad a la ansiedad”. Tengo ansiedad por si llega la ansiedad. Eliminar esta conducta es un  paso enorme.

4. Saber que la ansiedad cesa en algún momento del día y pensar en ese momento del día. Es decir, proyectarse en un momento en el que se está relajado sin ansiedad, reduce la ansiedad del momento presente. Por ejemplo, si se que por la noche leo un rato antes de dormir y me siento muy bien en ese momento.

5. Comer sano: Estar bien por dentro, estar bien por fuera.

Y por supuesto siempre puedes cantar, reír, o hacer cualquier otra cosa que te siente bien. Observar el entorno y dejar de centrarse en uno mismo también ayuda a liberarse.

Esperamos haberte ayudado y que pongas en práctica alguno de ellos estas navidades.

Feliz 2015 !

Saludos

Psicologia Las Rozas.

El Secreto de la Felicidad. Blog psicología.

Se han escrito miles de libros sobre la felicidad y todos son buenos y aportan un montón de cosas a nuestras vidas.

Desde psicologia las rozas, opinamos por experiencia que la felicidad se basa en pequeños en momentos, y el conjunto de esos pequeños momentos determinan tu conjunto de felicidad.felicidad

Las personas más felices que te puedes encontrar son aquellas que todo lo dan, gente que da a los demás. Esto hace que sientas en tu interior un soplo de satisfacción, un “hinchado” de tu yo interior, de ahí viene el famoso dicho “con el pecho inflado”.

Por el contrario las cosas que nos hacen sentir culpables, arrepentidos y enfadados lo que nos hacen es restar aire, como si alguien aspirara aire o energía de nuestro interior.

Eso es por lo que muchos pacientes acuden a nosotros con una sensación de vacío interior, con tintes diferentes, lógicamente, pero la realidad es que sienten una burbuja de vacío y casi siempre está generada por emociones muy tóxicas:

– culpabilidad
– ira
– arrepentimientos

Al que todo lo da, nada le falta. Y esa gente es feliz. Está llena por dentro. No verás a alguien que dedica su vida a ayudar a los demás decir que se siente vacío. Uno se llena cuando da, y se vacía cuando retiene. Cuando retiene amor, cariño, generosidad, gestos amables, ayuda, llámalo X. Y nos llenamos cuando damos, cuando damos alegría, palabras de cariño, de cercanía, ayuda, cuando damos naturalidad y disposición.

Por eso, aquella famosa frase que dice “EL amor que dejas de dar es el sufrimiento que padeces” cala tan hondo en los pacientes y les ayuda a rebotar rápidamente del pozo en el que dicen encontrarse.

Da y te sentirás mejor, quita y vendrás vacío.Seguro que alguna vez has ayudado a un cieguito a cruzar la calle, o una anciana a llevar las bolsas de la compra. Te sentiste inflado ¿no?. Pues eso es lo que nos da la felicidad, no recibiremos dinero ni quizá aplausos, pero si un inyección de satisfacción personal y sentimiento de utilidad, que es el pilar de la autoconfianza y uno de los deseos más profundos del ser humano. Ser útil.

Os dejamos con cariño este video que lo explica todo de una forma magistral. Si te sientes vacío/a ven a vernos y hablaremos de todo esto para que tu vacío desaparezca y pueda ser feliz y hacer feliz a los que te rodean.

Psicología en Las Rozas. tlf: 655 777 291 y citas@psicologialasrozas.com

He sido infiel y me siento fatal.

Que el hombre sea fiel o no por naturaleza, o que la especie humana no es monógama por naturaleza, es un asunto que es mejor dejar a filósofos y pensadores, porque no existe una respuesta clara ni válida para los miles de millones de personas que habitan el planeta. ytredf

Pero si estás leyendo esto, y has llegado hasta aquí, es posible que te sientas fatal y con un cargo de conciencia semejante a una mochila de 100 kg.

El lado positivo es que, si es así, eres una persona con principios, con moral, con conciencia, y aunque no te conozca, es probable que hasta seas buena persona.

Has cometido un error y te arrepientes. Aprende.

Todos cometemos errores y no todos aprenden de ellos. Si te sientes culpable y lo estás pasando mal por esto, toma nota.

Toma nota y corrígete. Aprende y no te culpes más de lo necesario. No eres perfecto/a. Has sentido una atracción sexual por alguien más y te has dejado llevar. Has querido probar y disfrutar. Mal hecho pero hecho está.

Digo mal hecho por que te sientes mal, ojo, el que no se arrepienta que deje de leer. Cada uno decide y hace lo que quiere, no faltaba más.

Si tienes una relación con otra persona y entre vosotros está claro que no se debe ser infiel, entonces has hecho mal. ¿Porqué? Porque si tu pareja lo supiera sufriría. Y hacer sufrir a otros esta mal. Sientes que le has traicionado y te has traicionado a ti mismo/a.

No estás a gusto ni sentado, ni de pie, ni en la ducha ni en el coche. Quizá sólo cuando duermes. Son las mismas sensaciones que cualquiera tiene cuando la conciencia le persigue, no tienen porque ser sensaciones exclusivas de una infidelidad. La cuestión es que la llama te quema y te sientes sucio/a.

Anhelas que pasen los días porque sabes que el fuego va muriendo y tras cada amanecer, el sentimiento de culpa va perdiendo terreno. Empiezas a verlo cada vez más lejos por el retrovisor. Y es que la conciencia, a veces, se queda sin gasolina.

Por eso el tiempo lo cura todo o casi todo. Deja la perfección para las matemáticas y no te castigues más. Respira hondo y perdónate, toma nota y aprende. No lo vuelvas a hacer. Escribe 100 veces “no lo volveré a hacer” y sal a la calle a dar un paseo. Vuélvete a mirar al espejo y sin odiarte, dile que no eres perfecto y que has aprendido la lección.

¿Y si aún así no puedo quitármelo de la cabeza y siento que estoy enloqueciendo? Entonces cuéntaselo y te curarás. A veces es mejor estar sólo pero con la conciencia tranquila y con una lección en el bolsillo.

Porque has hecho mal y lo sabes, y no todo el mundo vale para esconder secretos bajo la alfombra y olvidarlo a golpe de unos cuantos amaneceres.

En cualquiera de los casos, no te preocupes, te curarás.

Psicología Las Rozas

Tlf: 655 777 291

citas@psicologialasrozas.com

 

La vida me ha decepcionado.

Siempre supe que fui llamado para hacer algo grande, para cambiar el mundo.

Lo sentía muy adentro ya desde pequeño, y sin saber lo que era, seguía su rastro olfateando cada pista.

Mientras otros sólo dormían, yo he soñado a lo grande. Navegué muchas sombras, y he rozado cielos con la punta de mis dedos. Mis uñas han arañado la miel.

He visto monstruos y muchas orejas de lobos. He abrazado gigantes. Si caí siete veces, ocho me levanté.

He hecho males y he ayudado a muchos. Mis barbas he puesto a remojar en ocasiones. He fracturado egos y he desnudado el mío.

He vencido fieras batallas y también he sido derrotado como un niño.

He sentido axiomas temblar bajo mis pies, y he tomado caminos que a ojos de otros no existen.

He tocado y he probado.

Y mientras puedas seguir soñando, prohíbete decir que la vida te ha decepcionado.

Tengo problemas con mi pareja. Necesitamos terapia psicológica de pareja.

En psicología, las terapias de pareja no sólo sirven para que una pareja vuelva a construir su relación, si no que también sirven para que la pareja decida romper definitivamente. Ambas opciones siempre están presentes en una terapia psicológica de pareja. psicologia las rozas

Son muchas las parejas que confunden una crisis pasajera con una situación de ruptura definitiva, como por ejemplo después del nacimiento del primer hijo, donde la dinámica familiar se ve completamente transformada, el tiempo y la vida de la pareja desaparece casi por completo y surgen nuevas responsabilidades y tareas que en ocasiones, la propia pareja tiene dificultades para afrontar, y lo más importante, les cuesta asumir la situación.

En psicología, la terapia de pareja se aborda desde 4 fases clave en toda relación: atracción, conocimiento, acoplamiento, y aceptación.

Aunque son fases dinámicas y siempre vivas, es muy típico que parejas que sólo llevan dos años juntos y ya tienen un hijo/a, perciban que no han tenido tiempo de conocerse entre sí y sientan cierta decepción a medida que pasa el tiempo.

Otras veces, cuando la atracción pasa, algo que dura unos dos años, si no queda nada más entre ellos, la pareja entra en crisis.

Pero también en muchos casos, las parejas que consiguen solventar una crisis de pareja lo hacen mediante  el trabajo conjunto en la fase de acoplamiento y aceptación, es decir, ceder y buscar puntos de encuentro en las cosas que crean fricciones, y aceptando con amor aquellas cosas que no se pueden cambiar, si no solamente aceptar, como por ejemplo, la familia del otro.

Si no hay amor, no hay solución. Los cambios y los esfuerzos en la relación se hacen porque hay amor, y deseos verdaderos de cambiar.

Por eso, cuando eso ocurre, una terapia psicológica de pareja ayuda mucho, porque el terapeuta facilita un espacio abierto de comunicación, donde desde el respeto y el diálogo abierto las parejas pueden expresar sus sentimientos más profundos y sus necesidades verdaderas, sin que se produzcan discusiones ni desequilibrios comunicativos.

Si hay algo que siempre merece la pena intentar arreglar, es una relación de pareja donde todavía queda amor.

Porque el amor que dejas de dar, es el sufrimiento que padeces día tras día.

Si quieres pedir cita, puedes llamarnos al teléfono 655 777 291 o enviarnos un email a citas@psicologialasrozas.com

Podemos ayudarte.

Psicología Las Rozas